This post is also available in: English (Inglés)

Compensación a trabajadores por la caída de un camión – Acuerdo de $170,000

En este caso, nuestro cliente estaba trabajando en la parte trasera de un camión cuando el conductor de este comenzó a alejarse. Nuestro cliente se cayó del camión y aterrizó sobre una barrera de hormigón. Como resultado, sufrió fracturas en la muñeca y en las costillas, y trauma en el pecho. Nuestros abogados pudieron negociar un acuerdo por la cantidad de $170,000 en nombre de este trabajador lesionado.

Tipos de lesiones causadas por accidentes de camiones

Según algunos informes, más de 75,000 accidentes relacionados con camiones ocurren cada año en Estados Unidos. En 2015, más de 4,000 autobuses y camiones grandes estuvieron involucrados en choques fatales, un aumento significativo con respecto al año anterior. Como todos sabemos, los camiones son vehículos grandes y pesados, a veces de alrededor de 40 toneladas y 80 pies de largo, que requieren mayores distancias de detención y no son tan fáciles de maniobrar como los automóviles de pasajeros. Por lo tanto, cuando ocurren accidentes, generalmente son graves y causan daños extremos a todos los involucrados.

En el acuerdo mencionado anteriormente, el accidente ocurrió a una velocidad muy baja, pero tuvo graves consecuencias. Todos los años, los conductores de camiones y los que ayudan con la carga y descarga resultan heridos. Atar las cargas a menudo implica una alta tensión y las mismas cargas se deslizan o caen si no se aseguran adecuadamente. Las lesiones por aplastamiento, la pérdida de extremidades y las muertes por negligencia son, por desgracia, más comunes de lo que deberían ser cuando se trata de un camión. Algunas de las heridas más comunes relacionadas con camiones incluyen:

Concusión: Las concusiones, también llamadas lesiones cerebrales traumáticas menores, son el resultado de un impacto en la cabeza que causa lesiones en el cerebro. Los síntomas de conmoción cerebral a menudo incluyen confusión, dolores de cabeza, náuseas, y mareos, pero en los casos de conmoción cerebral más grave, pueden producirse olvidos, dificultad para procesar la información, pérdida de memoria e incluso pueden aumentar las posibilidades de desarrollar afecciones graves, como Alzheimer.

Hemorragia: Cuando un fuerte impacto hace que el cráneo o el cerebro sangren, se le denomina hemorragia. Cuando comienza el sangrado intracraneal, puede causar un aumento de la presión sobre el cerebro que debe aliviarse lo más rápido posible para evitar un daño cerebral permanente, coma o, en algunas circunstancias, la muerte.

Fractura del cráneo: A veces, un impacto puede ser tan contundente que hace que el cráneo se rompa. La fractura lineal es la fractura más común, con otros tipos de fracturas conocidas como fracturas diastáticas y fracturas deprimidas. El tipo más grave de lesión craneal es una fractura basilar del cráneo, porque la rotura se produce en la base del cráneo.

Parálisis y daño de la médula espinal: Cuando se produce una lesión catastrófica en la médula espinal como resultado de un accidente, puede estar «completa» (cuando se pierde toda la sensibilidad sensorial para controlar las funciones motoras por debajo del punto de la lesión de la médula espinal), o » incompleta” (existen diversos grados en los que todavía existen algunas funciones motoras). También se puede clasificar como paraplejia (en la cual la parálisis afecta parte o la totalidad de los órganos pélvicos, piernas y tronco) o tetraplejia (también conocida como cuadriplejia), que afecta a todos los órganos pélvicos, tronco, brazos y piernas de la persona.

Muerte culposa: Considerando el inmenso peso y la fuerza involucrada, el potencial de muerte está presente de manera especial en choques de camiones.

Durante más de 25 años, Mitchell S. Sexner & Associates LLC ha ayudado a las familias afectadas por accidentes de camiones. La información gratuita y confidencial está disponible 24 horas al día en el (312) 644-0444. No se cobran tarifas a menos que tenga éxito.