This post is also available in: English (Inglés)

Acuerdo de negligencia en hogares de ancianos de $ 590,000

Después de someterse a una cirugía de la arteria carótida y una cirugía de bypass, la mujer a la que nos referimos en este caso requirió de una traqueotomía para facilitar su respiración. Posteriormente, después de pasar un tiempo considerable en el hospital, fue trasladada a un reconocido hogar de ancianos para recibir los cuidados necesarios que requiere un paciente de traqueotomía.

Desafortunadamente su familia depositó su confianza en este asilo de ancianos; una y otra vez los hijos de la paciente observaron evidencias de abandono cuando la visitaron. La falta de atención pronta y adecuada que requería esta madre le causó deshidratación, neumonía y sepsis, lo que finalmente contribuyó en llevarle a la muerte. Sus hijos se quedaron buscando respuestas y contrataron a nuestros abogados para que les asesoren en el caso. Después de largas negociaciones con los representantes del asilo de ancianos, se llegó a un acuerdo justo y equitativo que superó los $590.000 a nombre de la familia.

Cuando las residencias de ancianos fallan

¿Qué podría ser más importante que poner el cuidado de un ser querido en manos de otros? A menudo es muy difícil encontrar un asilo de ancianos que brinde una atención amorosa adecuada y que a la vez se ajuste a su condición económica. Pero incluso cuando el dinero no es un impedimento en el momento de elegir una institución de este tipo, es más fácil la teoría que la práctica, ya que es difícil saber cuáles lugares son buenos y cuáles son malos. Parece ser que en la actualidad cada asilo tiene un folleto brillante con caras sonrientes y un sitio web colorido. Por lo tanto, todo lo que puede hacer un familiar es poner su mejor esfuerzo al hacer la elección y luego tratar de prestar la mayor atención posible.

Los asilos de ancianos no son mejores ni peores que la suma de sus partes. Es decir, incluso con las mejores intenciones surgirán problemas si el personal de apoyo no tiene la capacitación, la atención, y los cuidados que requieren los pacientes. Puede también suceder que el personal tenga una excelente preparación y carácter en el momento en que el paciente ingresa a su cuidado, pero debido a la baja retención del personal por parte del centro, los nuevos empleados que se incorporen pueden llegar a ser menos cualificados, trayendo como consecuencia el deterioro de la atención a los pacientes. Mantener empleados cualificados es un problema constante para los centros de atención a largo plazo, porque el trabajo es difícil, con largas jornadas laborales, y muchas veces los salarios son bajos.

A veces uno de los miembros del personal médico comete errores involuntarios que ponen en peligro la salud del paciente. Aunque no tienen excusa, tales errores pueden ocurrir debido al exceso de trabajo o por la distracción del personal. Sin embargo, en otras circunstancias, los enfermeros, asistentes u otros empleados pueden llegar a lesionar a un residente del asilo de ancianos insuficiente de manera premeditada o pueden ignorar las necesidades del residente.

El abuso y la negligencia que sufren los ancianos

Según el Consejo Nacional del Envejecimiento (Nation Council on Aging), aproximadamente 1 de cada 10 estadounidenses mayores de 60 años ha experimentado algún tipo de abuso. Las leyes federales que rigen los asilos de ancianos definen el abuso como una acción intencional con el fin de causar una lesión, castigar, confinar, o intimidar, causando daños físicos o mentales. La negligencia es el cometimiento de un error, ya sea a propósito o no, que priva al paciente o residente de los servicios o la atención que se necesitan para mantenerle libre de dolor o daño. Algunos ejemplos comunes son:

  • Uso de restricciones físicas
  • Patear, sacudir, pellizcar, abofetear, o empujar al paciente
  • El abuso emocional incluye amenazas de violencia
  • Agresión sexual o violación
  • Usar medicamentos o drogas psicotrópicas para controlar el comportamiento del paciente
  • No cuidar de los problemas médicos del residente
  • No proveer la comida, el agua, y la limpieza básica necesaria

Cuando el personal médico abusa o descuida a un residente o a un paciente, algunos de los signos comunes que se deben observar incluyen:

  • Accidentes que incluyen huesos o caderas rotas
  • Infecciones
  • Deshidratación
  • Desnutrición o pérdida de peso rápida
  • Escaras
  • Renuencia a hablar frente al personal
  • Cortes, hematomas o heridas inexplicables
  • Cambios repentinos en el comportamiento de un ser querido
  • Muerte inexplicada o muerte repentina

Si cree que un ser querido ha sido descuidado o abusado en cualquier institución de cuidado a largo plazo, comuníquese con Mitchell S. Sexner & Associates LLC al (800) 996-4824para obtener orientación gratuita y de experiencia.