This post is also available in: English (Inglés)

$350,000 Liquidación Abuso Sexual

Menor Que Fue Asaltado Sexualmente En Un Hospital

Mientras estaba siendo atendida en un centro médico que supuestamente era seguro, una niña fue abusada sexualmente por un paciente de mayor edad. Como resultado la menor sufrió un trauma físico y emocional permanente, y su familia tuvo que incurrir en gastos económicos significativos en su esfuerzo de recuperación. Se entabló una demanda en nombre de la menor para ayudar a la niña y a su familia a sobrellevar los efectos psiquiátricos y físicos del ataque y proporcionarles apoyo financiero.

Nuestra demanda alegó que el centro médico no proporcionó un entorno seguro para el tratamiento de la paciente. Después de difíciles negociaciones con los abogados del centro y su aseguradora, pudimos llegar a un acuerdo justo por la cantidad de $350.000 y además pudimos poner la mayor parte de ese dinero en una cuenta de fideicomiso para que la niña tuviera acceso a esta ayuda económica en el futuro.

La violación de la confianza y la autoridad

Una agresión sexual puede ocurrir bajo cualquier circunstancia; según algunas estadísticas, una persona es abusada cada 98 segundos. El agresor puede ser alguien completamente desconocido por la víctima, y cuando es arrestado, puede ser acusado y procesado de acuerdo a las leyes de abuso sexual, como las de Illinois. En otros casos el agresor puede ser una persona conocida por la víctima y tener una posición de confianza o de autoridad. Ningún escenario es más o menos atroz que el otro, pero ciertamente son contextos diferentes. En cualquier situación, se puede entablar una demanda en contra del abusador y buscar una indemnización económica por los daños sufridos.

Cuando una persona está en una posición de autoridad o confianza en relación a otra persona, existe una gran responsabilidad. El incumplimiento de esa responsabilidad es particularmente reprensible, ya sea porque la víctima ha depositado su confianza en esa persona o porque la víctima está en una posición en la que se siente incapaz de desafiar a dicha autoridad. Algunos ejemplos incluyen:

  • Oficiales de policía
  • Doctores
  • Padres adoptivos
  • Entrenadores
  • Profesores
  • Empleados de hospitales
  • Secerdotes y miembros del clero
  • Consejeros
  • Empleados de asilos de ancianos
  • Psicólogos
  • Empleados de guarderías
  • Terapeutas
  • Dirigentes scouts
  • Empleados de centros psiquiátricos

¿Quién puede ser demandado por agresión sexual?

Obviamente, todo agresor puede ser demandado por daños de carácter económico. Sin embargo en la práctica, las personas que cometen tales crímenes contra víctimas vulnerables generalmente no tienen los recursos para pagar una indemnización y pueden ser sentenciadas a la cárcel. A diferencia de otros casos que involucran lesiones personales, en general no existe ningún tipo de seguro al que se pueda acceder y que cubra tales circunstancias.

Sin embargo, en muchas ocasiones, como se ejemplifica en el caso detallado anteriormente, existen otros entes responsables que también pueden ser demandados; estos entes sí tienen cobertura de seguro que puede ayudar a compensar a la víctima. Algunos ejemplos de responsables de tercer grado que pueden incluirse en este tipo de demandas son:

  • Un empleador que no realizó la verificación de antecedentes del agresor de manera adecuada
  • Un empleador que no supervisó adecuadamente la interacción entre el agresor y la víctima
  • Cualquier persona que no protegió adecuadamente a la víctima que estaba bajo su responsabilidad
  • Cualquier persona que puso a la víctima en una situación insegura o inapropiada
  • Una diócesis o institución del clero que no tomó las medidas pertinentes contra un sacerdote del que conoce cometió abusos sexuales en el pasado
  • Un asilo de ancianos que no tomó las precauciones necesarias para proteger a sus residentes
  • Un centro psiquiátrico que no tomó las medidas de separación de pacientes internos peligrosos o agresivos
  • Una guardería que no verificó adecuadamente los antecedentes penales de sus empleados

Desde 1990, Mitchell S. Sexner & Associates LLC ha ayudado a las personas más vulnerables de la sociedad a buscar justicia contra aquellos responsables de causarles daño. Usted puede encontrar ayuda gratuita las 24 horas comunicándose al (800) 996-4824.