This post is also available in: English (Inglés)

Dolor lumbar – Acuerdo de $140,000

Mientras cargaba un artículo pesado por las escaleras, como parte de sus obligaciones laborales, este trabajador sufrió una herida en la espalda baja que requería un tratamiento extenso. Después de presentar un reclamo ante la Comisión de Compensación para Trabajadores de Illinois, se negoció un acuerdo de suma global por un monto de $140,000 para nuestro cliente lesionado.

Reclamaciones de compensación de trabajadores más comunes

El año pasado, en Chicago, Illinois y en ciudades de todo el país, casi 3 millones de trabajadores sufrieron lesiones no fatales, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Algunos tipos de trabajos, como la asistencia telefónica, tienen menos probabilidades de sufrir una herida en el lugar de trabajo, mientras que otros tipos de trabajo, como los trabajadores de la construcción, son, por razones obvias, más propensos a las lesiones. Los grandes empleadores generalmente hacen todo lo posible por educar a los trabajadores para ayudarles a evitar las lesiones en el trabajo, ya que cada reclamación afecta negativamente las tasas de sus seguros e influye negativamente en la producción. Pero los accidentes siguen ocurriendo con regularidad. Entre los tipos de reclamos más comúnmente reportados se encuentran:

Resbalones, tropezones y caídas: Estas reclamaciones a menudo involucran a trabajadores que se resbalan en pisos mojados mientras trabajan. Dichos accidentes pueden ocurrir en las plantas de producción de alimentos donde la maquinaria es comúnmente lavada, en los supermercados cuando se derraman líquidos, o sobre hielo, nieve o agua en el piso. Las lesiones musculares, las torceduras y las fracturas de huesos son comunes en estos tipos de accidentes.

Caídas: Cuando los trabajadores usan escaleras, andamios o trabajan en lo alto, siempre existe la posibilidad de caída. A mayor altura, mayor es la posibilidad de fracturas de huesos, lesión cerebral traumática o muerte. Aquellos trabajos que corren mayor riesgo de sufrir lesiones de este tipo incluyen pintores, limpiadores de ventanas, techadores y trabajadores del sector de la construcción.

Objetos: Esto implica un objeto que cae desde arriba o un trabajador que cae en un objeto. Alguien que trabaja en un almacén, supermercado o casi cualquier establecimiento minorista o mayorista puede trabajar con objetos almacenados en lo alto. Si por alguna razón el artículo cae sobre él / ella, puede causar un daño grave, incluyendo una posible lesión traumática en la cabeza. Quienes trabajan en nuevos proyectos de construcción también están en peligro de que caigan herramientas o materiales de construcción desde arriba. Otros pueden caer en objetos estacionarios mientras están en el trabajo. Por ejemplo, los oficiales de policía pueden caen en barricadas y los trabajadores de almacenes pueden ser golpeados por la maquinaria.

Maquinaria: El potencial de accidentes en el lugar de trabajo es mayor en entornos de fábrica, donde los trabajadores realizan tareas con maquinaria pesada y peligrosa. Un trabajador puede sufrir lesiones debido al ritmo acelerado, los productos defectuosos, o falta de equipo de seguridad adecuado, aun con el mejor entrenamiento. Ya sea que se trate de maquinaria de fábrica, máquinas pequeñas o máquinas grandes (como camiones y grúas), las heridas de este tipo suelen ser graves e incluso, catastróficas. Los accidentes pueden resultar en la pérdida de extremidades , traumas cerebrales o la muerte.

Estrés repetitivo: En una fábrica, un trabajador puede realizar un mismo movimiento continuamente a diario, como insertar un objeto en un paquete o tirar de una palanca. En el entorno de la oficina, una secretaria puede escribir durante largos períodos de tiempo ejerciendo tensión repetida en la muñeca o los codos. En cualquier caso, este movimiento repetitivo puede crear una lesión con el tiempo (a veces en el transcurso de los años) que se manifiesta en un problema grave a largo plazo que requiere cirugía. Ejemplos comunes incluyen tendinitis y síndrome del túnel carpiano.

Sobreesfuerzo: Una herida también puede ocurrir cuando un trabajador simplemente se esfuerza en exceso, por ejemplo, tirando, levantando, empujando o lanzando algo, extendiendo así el músculo más allá de su rango normal de movimiento. A veces, una lesión de este tipo responderá bien a la terapia y otras veces, requerirá intervención quirúrgica.

Desde 1990, Mitchell S. Sexner & Associates LLC ha estado ayudando al trabajador lesionado a obtener una compensación máxima. Llámenos al (800) 996-4824 para obtener información gratuita.